Top
 

Blog

La importancia de la marca coorporativa

 

La imagen corporativa es clave en cualquier empresa que hoy en día quiera resultar competitiva. Tenemos que tener en cuenta que nos movemos en una sociedad que está realmente saturada de mensajes publicitarios y comunicaciones corporativas por parte de las empresas. Precisamente esta es la clave que hace indispensable que una empresa tenga que reforzar su imagen corporativa para poder resultar visible. Entre todo el mar de marcas y empresas que están tratando de generar un impacto en el público, la nuestra tiene que apoyarse en el desarrollo de una imagen corporativa sólida, que transmita nuestros valores y nuestros mensajes a la perfección, para de esta forma lograr llegar a nuestro público objetivo y perdurar en su recuerdo.

 

diseño logos

Proceso creativo del logo “Psicoblance”

 

Si somos uno más, con una imagen corporativa poco trabajada, al final terminaremos por perdernos en todo ese mar de marcas y empresas. Cuando consolidamos una imagen corporativa fuerte, es entonces cuando realmente conseguimos posicionarnos en el mercado de forma adecuada y conseguir lanzar un mensaje claro e inequívoco que la gente va a retener en su mente y que va a asociar a nuestra marca y a nuestra empresa.

Alguno de nuestros trabajos:

Consolidando una imagen corporativa para nuestra empresa

Para poder consolidar una imagen corporativa para nuestra empresa, tenemos que ser capaces de asociar los valores y nuestra filosofía de empresa, a diferentes elementos clave de diseño que representarán esos valores frente a las personas potencialmente interesadas en lo que hacemos. De esta forma, se desarrollan logotipos con el fin de que sean el vehículo de transmisión de todos esos valores y filosofía de empresa.

 

Cuando estamos diseñando todos los elementos gráficos que van a componer nuestra imagen corporativa, tenemos que pensar en todos los elementos que conformarán estos elementos gráficos. Los colores, por ejemplo, son fundamentales ya que los diferentes colores que el ojo humano es capaz de registrar, se han ido asociando a lo largo del tiempo, por cuestiones culturales y hechos en concreto, a diferentes elementos.

 

Así que es importante tener claro con qué queremos asociar nuestra marca para acertar cuando escojamos un color determinado o un estilo concreto a la hora de trabajar todos esos elementos gráficos. Si nuestra empresa es dinámica, joven, y queremos transmitir esto a través de nuestra imagen corporativa, podremos introducir colores más llamativos y trabajar con elementos más agresivos. Si por el contrario nuestra empresa quiere transmitir confianza y seguridad, porque nos dediquemos al ámbito financiero, entonces escogeremos tonos más apagados y elementos que trasladen esa sensación de seguridad a nuestros potenciales clientes y clientes actuales.

Beneficios de contar con una imagen corporativa bien definida

Cuando tenemos una imagen corporativa bien definida todo son beneficios. Al haber trabajado bien esta parte de nuestro negocio, conseguiremos que nuestra marca y nuestra empresa en general, se posicione de forma adecuada en la mente de los consumidores. En un entorno tan competitivo como el que nos movemos en la sociedad actual, es importantísimo ocupar el hueco correcto en la mente del consumidor, para poder vender más y para poder ser reconocidos.

Alguno de nuestros trabajos: